Consultoría basada en Coaching

Te ayudamos a conseguir tus OBJETIVOS 
 

Blog



01.09.2016

Común en todas las empresas

Cuadrante del tiempo.jpg

En apariencia las empresas suelen ser muy distintas. Podemos encontrarnos oficinas, fábricas, talleres, estudios, hospitales; pero todas ellas tienen algo en común: funcionan con personas. Incluso detrás de los edificios y despachos más importantes de las empresas de mayor renombre, a nivel mundial, también hay personas, por muy alto que sea su cargo. Y estas personas tienen tareas que desarrollar que a veces se van acumulando de forma excesiva, llegando a ser un peso insoportable que llega a crear estrés, reclamaciones, malos entendidos e incluso generan un ambiente poco agradable porque los equipos se ven enredados sin saber cómo avanzar.

Si en su empresa existe este problema, es probable que sepa de qué estamos tratando. La solución es posible, pero es necesaria la colaboración de todos para poder desatar ese gran nudo, que posiblemente se halle en procesos críticos o, quizás en un sólo proceso. ¡Tranquilo!, no vamos a hablar de procesos, documentación, papeles y más papeles. Quizás sea necesario ver la empresa, sus procesos y su día a día desde otra visión que antes no se había visto. Salir del plano en el que estamos inmersos a diario y observar desde otro ángulo o altura sea una opción estratégica. Los problemas son difíciles de solventar desde el espacio, el plano, con los agentes y las condiciones que lo generaron. 

Posiblemente sea necesario mejorar el flujo de trabajo a un ritmo más sostenible, crear espacios libres de estrés o espacios amables, seguros y competitivos. En los talleres de tiempo me piden que les ayude a gestionar el tiempo en las empresas. Mi pregunta es: ¿el tiempo se compra?, ¿se puede almacenar?, ¿estirar o contraer?, ¿podemos pedirle a un cirujano que efectúe una operación de corazón en la mitad de tiempo? ¿Se puede gestionar el tiempo o gestionamos las tareas en el tiempo? Para ello hay múltiples métodos, desde los sencillos como Kanban, GDT, pomodoro a sistemas informatizados más complejo. Desde mi visión de coach no puedo ni debo indicarles qué método seguir. Son ellos los que mejor conocen su empresa y su trabajo, y por tanto deben elegir sus métodos o medidas a seguir. Lo que sí les advierto es que sin perseverancia nada será posible, y les acompaño a racionalizar y tomar consciencia de los escollos, soluciones, mediciones y desarrollo de las acciones a tomar.

Indiferentemente del sistema que se use, es importante que las personas se sientan satisfechas con su desempeño, que tengan la sensación de haber resuelto temas concretos, y que los equipos no pierdan de vista el lugar al que se dirigen.

Manuel Jigato Rubio
Consultoría y Coaching Ejecutivo
www.quercusbpr.es

mjigato - 02:00:08 | Agregar un comentario